El Gua Sha es una curiosa piedra fabricada de jade o de cuarzo, proveniente de la medicina tradicional asiática, dicha piedra tiene una forma de corazón, debido a que cada zona de la piedra está específicamente diseñada para cada parte del rostro.

Dicha piedra no funciona por sí sola, debes aplicar una base nutritiva y rica como un aceite facial o una crema, cabe destacar que es como un masaje de espalda pero priorizando los músculos y tejidos de la piel del rostro, ayuda a combatir arrugas, flacidez, ojeras y bolsas, brindando una buena relajación a tu piel y ayudando a drenar líquidos.

Uso del Gua Sha

El uso de dicha piedra es considerado como un ritual debido a la precisión que tiene y el tiempo de uso que le dedicamos, a pesar de ser una pieza simple existen unas piezas básicas que debemos seguir para notar los resultados.

Según muchos expertos en la materia, esta piedra debe pasar por el rostro en movimientos hacia arriba y hacia una sola dirección, ya que podría irritar la piel y no provocaríamos acciones linfáticas en cada proyecto.

Comienza por el cuello y la quijada, haciendo movimiento con la parte central de la piedra, siempre hacia arriba. Realiza el mismo movimiento desde los pómulos hacia las orejas y del extremo superior de los labios dirigido a las cejas, recuerda que para el contorno de ojos dibuja la línea de las cejas y termina en la sien.

Es fundamental ir siempre en sentido contrario de las arrugas, tratando de plancharlas hacia la parte exterior o superior de la piel, realiza todos los movimientos tres veces hacia cada lado, con la ayuda de un producto que te nutra e hidrate la piel, aprovechando del todo tu piedra Gua Sha.