Enfermedad púrpura

enfermedad-purpura

La enfermedad púrpura se conoce por una alteración en el gran sistema inmune, puesto que ignora las plaquetas de las personas y las elimina. Dicha enfermedad es considerada benigna, es decir que no es riesgosa o grave de muerte y hasta la actualidad no se ha encontrado una causa en específica para que surja dicha enfermedad. 

Este trastorno se observa que afecta más a las mujeres que a los hombres y en una edad considerada totalmente productiva o activa. Los estudios han arrojado que no es hereditaria ni se contagia. En gran parte de las personas afectadas no dan señal de algún síntoma y de la nada las personas que padecen dicha afectación empiezan a salir moretones en toda la piel.  

En un organismo saludable el número de plaquetas normales es de trescientas mil llamadas también trombocitos, pero los pacientes con la enfermedad púrpura disminuyen totalmente el nivel de plaquetas haciendo que estas lleguen a bajar a cero es por eso que se debe hacer un seguimiento con un especialista hematólogo para poder medir el nivel de las plaquetas. 

Tres niveles de tratamiento para la enfermedad púrpura

Al descubrir que una persona padece la enfermedad púrpura, inmediatamente se debe realizar una serie de análisis o exámenes para desechar otras potenciales causas que hacen que bajen tan drásticamente las plaquetas debido que existen otros padecimientos que generan dichos síntomas como por ejemplo la leucemia, el sarampión, u tipo de cáncer o cualquier otro virus.  

Los especialistas en la enfermedad púrpura señalan que existe tres niveles de tratamientos denominados en primera línea, de segunda línea y por último de tercera línea y unos llamados experimentales. 

Se ha verificado que siete de diez personas afectadas se mejoran y llegan a curarse en las primeras tres líneas del tratamiento y los restantes se le aplican medicamentos en el nivel denominado experimental y cabe señalar que en este nivel se han hecho avances significativos. 

Los pacientes al estar curados de dicha enfermedad entran a una a una fase con el nombre de remisión compleja, en esta las plaquetas se llegan a recuperar a su número normal. 

Sin embargo, los afectados pueden estar curados, pero pueden sufrir una recaída estas pueden llegar hacer respiratorias o digestivas que hace que se vuelva a iniciar el diagnóstico de la enfermedad púrpura. 

En tal sentido, los médicos recomiendan explícitamente que las personas que ya fueron curadas por la enfermedad púrpura que tengan mucho cuidado y se protejan para que no sufran de dichas recaídas. 

Las investigaciones en la actualidad arrojaron que si los pacientes al ser diagnosticados por la enfermedad púrpura reciben una atención de forma adecuada y correcta la mayoría de ellos tienen una probabilidad de curación alta. 

Es por ello, que se debe estar bien atentos y tener conocimiento de los pasos o procedimientos para poder tratar la enfermedad purpura y a su vez no llegar a tener complicaciones en el futuro o recaídas. Tener una asistencia de especialistas en la enfermedad para dar un correcto diagnóstico y tratamiento. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies