Síndrome compartimental – Conoce sus síntomas, causas, complicaciones, tratamiento

sindrome-compartimental

Síndrome compartimental y sumamente peligroso,  el cual se genera en la parte del cuerpo donde el aumento de la presión produce un sangrado interno o a veces provoca inflamaciones en los tejidos.

En algunos casos la presión disminuye junto con la irrigación sanguínea comprimiendo los músculos y nervios privandolos de todos los nutrientes que el organismo necesita.

Tratamiento del Síndrome de compartimental

El médico, una vez que hace el diagnóstico solicita exámenes de laboratorio y estudios de imágenes radiológicas según sea la gravedad del paciente para evaluar el Síndrome de Compartimental.

Se puede comprobar que cuando el trastorno es leve se cura en días o dos semanas, cuando es grave requiere atención urgente, el cual se presenta con un dolor intenso, hormigueo y debilidad en la zona afectada, el tratamiento consiste en la realización de una cirugía de emergencia.

Síndrome compartimental agudo

Este síndrome puede ocasionarse por traumatismos, por una lesión o por aplastamiento de alguna cirugía o fractura, lo cual inmediatamente llega a la parte afectada.

Este síndrome de compartimental se produce normalmente por el aumento de la presión tisular junto con un comportamiento aponeurótico cerrado, el cual se puede llamar lesión y el tratamiento es la fasciotomía y se presenta como un edema o un hematoma en la cara o en una pierna.

En tal sentido, se debe actuar con prontitud para evitar que se produzca la isquemia tisular, porque en el caso de que esto suceda,  el músculo se necrosa y produce otro tipo de infección.

Que es la fasciotomía

Es la sección quirúrgica que se realiza cuando el síndrome compartimental, requiere de una cirugía para corregir la lesión como en el caso de la rodilla o la fascia plantar del pie antes del tratamiento.

Este síndrome es producido por muchos acontecimientos, manifestando una gran tendencia a auto perpetuarse, por eso, es que se debe actuar con prontitud antes de que dicha lesión se extienda causando males mayores.

Isquemia tisular

La gravedad del síndrome compartimental en la expansión tisular del músculo que se encuentra afectado, si esto llega a pasar, aumenta de inmediato la presión intersticial o compartimental, por lo que se debe practicar la fasciotomía para evitar con esta cirugía que se produzca la isquemia titular.

En el caso que se produzca la isquemia tisular, empeora el edema o lesión y a medida que esta aumenta el músculo se necrosa produciendo una rabdomiólisis, infecciones e hiperpotasemia complicaciones que son muy fuertes.

Estas complicaciones pueden dar como resultado hasta la pérdida de un miembro del cuerpo, por lo que hay que andarle rápido a este tipo de lesiones que aparecen de pronto en el cuerpo y que afectan principalmente los músculos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies