Se ha dado a conocer por parte de los expertos de la medicina que el donar sangre es sumamente importante para la salud pública, se debe convertir en un deber de la humanidad que las personas realicen donaciones de sangre con regularidad, y esta realidad lamentablemente se evidencia únicamente en los países desarrollados.

La Organización Mundial de la Salud afirma que en todo el mundo en un periodo de un año se puede llegar a realizar 118.5 millones de donaciones de sangre y se evidencia que el 40% de dichas donaciones se realiza en países que se encuentran desarrollados, teniendo una población del 16% del total de la población del planeta una cantidad baja.

 Esto trae como consecuencia que muchas personas no puedan lograr tener a tiempo las transfusiones que necesiten por los escases de la misma, y esta realidad lamentablemente sucede en las zonas más vulnerables.

En los datos de la OMS se tiene que la tasa de donaciones de sangre se estima que por cada mil personas aproximadamente el 31,5% se evidencia en países con ingresos altos, el 15,9% los que poseen ingresos medianos altos, el 6,8% los que tienen presentes ingresos medianos bajos y por último un 5% en los que tienen la realidad de ingresos bajos.   

Es importante destacar, que cada uno de los estados a nivel mundial debe tener como prioridad garantizar que se pueda tener suficientes donaciones de sangre confiables para que se puedan realizar a tiempo transfusiones de sangre, esto se debe realizar con campañas de concientización a la población.  

Para que se utilizan las transfusiones de sangre

En primer término, las transfusiones de sangre son utilizadas o requeridas en cirugías de tipo cardiovasculares, en tratamientos por presencia de traumatismo grandes, en trasplantes y en la presencia de tumores malignos sólidos.

Adicionalmente en los países que se encuentran desarrollados utilizan las transfusiones de sangre para posibles complicaciones que se puedan presentar en los embarazos, en paludismo infantil, en traumatología.

También se tiene que se necesita de la sangre para poder elaborar o crear variedad de productos sanitarios, entre ellas los factores de coagulación necesarios para los hemofílicos. En síntesis, la acción de donar sangre puede indudablemente salvar muchas vidas y no perjudica a la persona que la está realizando, es cuestión de conciencia de realizar maravillosa acción.